Que nadie diga "Lo antes posible"

 

Existe un falso concepto que interpreta a “lo antes posible” como la exigencia para los colaboradores de realizar funciones en menos tiempo de lo que en realidad debería tomar. La mentalidad de "lo antes posible" está generando un ambiente pesado dentro de los equipos de trabajo. Meterse en apuros para conseguir ciertos proyectos, reuniones, y entregas no logra entregar un trabajo de calidad, por lo que, lo único que consigue es empeorar las cosas.

Es por esta razón, que te compartimos los efectos que trae este hábito en tu equipo de trabajo:

 

 
1.       
Disminuye la productividad:Cuando los colaboradores detienen una de sus actividades para comenzar con otra "lo antes posible", reducen toda la productividad que habían logrado en las actividades antes realizadas. Tener varias tareas al mismo tiempo, hace que estas se reduzcan en un alto porcentaje.

 
2.       
Reduce la calidad:Cuando se intenta terminar con alguna actividad lo antes posible, es muy probable que se baje la calidad del trabajo. Lo que da a lugar al incremento de correcciones y ediciones del mismo.


3.       
Trabajo bajo presión:Cuando los trabajadores se encuentran en el intento de concluir con su pendiente lo antes posible, es muy probable que estén trabajando bajo presión, lo que origina en el empleado cansancio, pérdida de rendimiento y probablemente alteraciones físicas y psicológicas.

Si consideras que en tu equipo de trabajo se está generando esta mentalidad, es muy importante reconsiderar tu manera de actuar.