Prueba si de verdad eres un buen líder

 

Un líder debe tener la capacidad no solo de llegar a lo más alto a través de su propio sacrificio y esfuerzo, si no, de guiar e inspirar a su equipo. Compartimos contigo 7 personalidades que definitivamente demuestran tu falta de compromiso para ser un buen líder.

 

1. Arrogante: Una persona soberbia y que trata con desprecio a los demás es totalmente desmotivadora y genera en la gente lo contrario que un líder debe causar.

 

2. Manda más: Un líder trabaja junto a su equipo para lograr objetivos a corto y largo plazo; se sienta en su trono a ver cómo los demás trabajan bajo su orden.

 

3. Juez: Una persona que se dedica a juzgar a los demás no aporta a su equipo con comentarios constructivos que le permitan salir adelante.  Para motivar el desempeño de los demás es necesario enseñar, no dictar sentencia.

 

4. Permisivo: Si le permites a tu equipo llenarse de excusas ten por seguro que no vas a llegar a ningún lado. Es importante exigir la excelencia que cada uno de los miembros de tu equipo puede entregar.

 

5. Evasivo: Una persona que evade sus responsabilidades jamás puede llegar a ser un líder. Si describimos a un líder, en una palabra, la mejor que podríamos utilizar es responsable.

 

6. Frío: Es muy difícil que una personalidad fría influya positivamente en los demás. Por el contrario, las personas apasionadas contagian su entusiasmo a los demás lo cual influye positivamente en su disposición para ser cada vez mejores.

 

7. Aferrado: Un líder no puede aferrarse a sus conocimientos y opiniones; está totalmente consciente de que cada día puede aprender cosas nuevas.

 

Si crees contar con alguna de estas características trabaja para mejorar. Ser un buen líder no es fácil, pero sin duda puede resultar ser la mejor experiencia de tu vida, no solo en el ámbito laboral sino también en el familiar y social.