Usa los colores para mejorar tu concentración

 

Cada vez son más los recursos que podemos aprovechar para mejorar nuestra concentración y rendimiento durante la jornada laboral. Hemos visto cómo cada paso que se debe cumplir al momento de armar nuestra oficina influye directamente en los resultados de nuestro trabajo (Para más información ver Arma tu oficina ideal o Crea un espacio relajante e ideal para trabajar) Esta vez te contaremos cómo los colores influyen directamente en tu nivel de concentración y como puedes aprovechar este recurso para enriquecer tu rendimiento.

 

La combinación apropiada de colores tanto en nuestra oficina como en nuestra ropa, puede influir de forma positiva en el aprendizaje, la recordación y el desempeño promoviendo el éxito en el cumplimiento de nuestras labores e incluso puede mejorar el ambiente corporativo. Pero, ¿Qué debemos considerar en primer lugar? La principal fuente de energía que encontramos en nuestro espacio laboral es la luz. Esta nos afecta tanto en el ámbito psicológico como en el fisiológico.  Cada color consta de una longitud de onda y es por este motivo que cada color tiene un efecto diferente; la combinación equivocada por tanto puede afectarnos negativamente sin que nos demos cuenta.

 

Los colores de longitud de onda mayor son los colores cálidos, por ejemplo: el amarillo, rojo o naranja. Estos colores generan un efecto de activación, despiertan la creatividad, mejoran el estado de ánimo e incentivan la proactividad. El uso de estos colores en exceso puede generar un ambiente de inquietud o dispersión.  Por esta razón, es recomendable usarlos en ambientes fríos donde la luz natural es baja. De esta forma logramos un equilibrio y como consecuencia, resultados positivos.

 

Por otro lado, están los colores fríos, como, por ejemplo: Azul o violeta. Estos colores incentivan la serenidad, el aprendizaje, la memoria y especialmente la concentración.  El uso en exceso de los mismos puede causar aburrimiento y adormecimiento de los colaboradores.  El verde por su parte, es un color fresco, capaz de generar tranquilidad, paz interior y equilibrio. Para generar una sensación de tranquilidad es oportuno aplicar los colores tierra como el café o el gris.  Ahora que ya sabes cómo funcionan los colores y los efectos que genera cada uno, haz de tu ambiente de trabajo un ambiente favorable para tu rendimiento y concentración. Encuentra los colores perfectos para las paredes, muebles y decoración de tu oficina generando una combinación adecuada; verás cómo aumenta tu concentración.