La Ergonomía, clave para una mayor productividad

 

Un espacio de trabajo ergonómico puede mejorar notablemente la productividad de tu empresa.

 

Para empezar, entendamos ergonomía como la ciencia que estudia las condiciones de adaptación de un lugar de trabajo a las características físicas y psicológicas del ser humano. En lo que al mundo laboral se refiere, al aplicar el diseño ergonómico al puesto de trabajo lo que se quiere obtener es un acoplamiento óptimo entre las aptitudes o habilidades del trabajador frente a los requerimientos o demandas de sus tareas. De esta manera, el objetivo final es la mejora en la productividad y eficiencia y al mismo tiempo la garantía de comodidad, seguridad y salud de los colaboradores.

 

¿Qué riesgos se deben considerar al momento de diseñar un puesto de trabajo para hacerlo de manera correcta? En primer lugar, es importante considerar los riesgos de carácter mecánico que puedan existir. En segundo lugar, los riesgos causados por una postura de trabajo incorrecta. En tercer lugar, los riesgos relacionados con la actividad del trabajador. Y finalmente los riesgos relativos a la energía ya sea la electricidad, la temperatura, etc. De esta manera, el diseño adecuado del puesto de trabajo debe garantizar una correcta disposición del espacio de trabajo y debe evitar los esfuerzos innecesarios que fuercen los sistemas articulares y los trabajos excesivamente repetitivos.

 

Para lograr un buen diseño del ambiente laboral se deben considerar las condiciones de trabajo que rodean las actividades y tareas que realiza el colaborador. Esto incluye todas las condiciones ambientales que tienen que ver con la temperatura, la iluminación, el ruido, etc. Además de la distribución correcta del espacio y de los elementos que lo componen. Puedes ver más información sobre esto en Arma tu Oficina Ideal.

 

En la oficina es muy común que pasemos la mayoría de nuestro tiempo sentados. Por lo tanto, debemos tener mucho cuidado con nuestra postura ya que el permanecer en un asiento puede afectar gravemente a nuestra espalda en caso de no existir movilidad de nuestras piernas y facilidad para cambiar de posición constantemente. En este caso es muy importante tomar en consideración 4 puntos muy importantes: 1. El trabajador no debe alargar demasiado los brazos ni girar innecesariamente todo el tiempo para tomar algún objeto; todo debe estar al alcance. 2. La posición correcta debe garantizar una espalda y hombros relajados mientras realiza sus labores. 3. Tanto la mesa como el asiento deben estar diseñados de manera que la superficie de trabajo se encuentre a la altura de los codos. 4. Si existe la posibilidad de que haya un soporte ajustable para los codos, antebrazos y las manos el trabajador podrá cumplir sus tareas con mayor comodidad.

 

¿Cómo es el asiento de trabajo perfecto?

 

Si observamos con cuidado, en la vida cotidiana, la tecnología ha modificado totalmente nuestras posturas en momentos de ocio y aún más durante nuestras horas de trabajo. El simple hecho de sostener el celular con las dos manos para escribir un mensaje de texto o enviar un correo electrónico hace que nuestros brazos adopten una nueva postura. Por lo tanto, los nuevos sillones de oficina están siendo diseñados tomando en cuenta cada uno de estos cambios que forman parte de una nueva forma de vida, dando soporte a nuestras interacciones con la tecnología actual.

 

Muebles Tecnología Actual

 

Para que un asiento sea ideal para el número de horas que pasamos sentados debe ser apropiado a la altura de la mesa. En segundo lugar, el asiento, el respaldo y la inclinación del mismo deben ser regulables independientemente una parte de la otra. La posibilidad de inclinación hacia atrás o adelante también es muy importante ya que brinda al trabajador la posibilidad de movilidad que le generará una mayor relajación. Es importante también que los pies estén sobre el suelo de modo que pueda disminuir la presión de la espalda distribuyéndola entra los muslos y las rodillas. La parte inferior de la espalda debe tener un apoyo en donde pueda arrimarse. Con la finalidad de brindar mayor estabilidad, los sillones con base de estrella de 5 puntas son ideal. Por último, los acabados del mismo también son importantes; el tapizado debe tener un tejido respirable para evitar la sudoración y el resbalarse.

 

 

¿Cómo debe ser el escritorio adecuado?

 

Escritorio Adecuado

 

El escritorio ideal debe brindar la posibilidad de sentarse y levantarse. También debe permitir una organización flexible a través de una mesa que tenga una medida apropiada para el trabajador o bien el equipo de trabajo. Se recomienda que los escritorios cuenten con varias superficies de trabajo unidas. Una mesa convencional debe tener una medida de 72 cm y las mesas regulables deben permitir una medida mínima de 68 cm y máxima de 76cm.  El espacio para las piernas debe permitir por lo menos 60 cm. La medida de la mesa variará según el tamaño del ordenador; no se puede tomar en cuenta la medida recomendada si sabemos que el ordenador ocupará más de la mitad del espacio. Es recomendable que los colores de la superficie no sean demasiado recargados o que reflejen la luz obligando a forzar la vista al trabajador.