Crea un espacio relajante e ideal para trabajar

 

¿Pasas demasiado tiempo en tu oficina y al final del día terminas sintiéndote amargado, agotado y estresado? Definitivamente es momento de hacer un cambio en tu espacio de trabajo. Si bien es cierto, es común que al finalizar el horario de trabajo salgamos con cierta carga de energías negativas debido al estrés, no es nada saludable y muy pocos tomamos medidas frente a este hecho tan cotidiano. Te recomendamos seguir estos consejos que seguro servirán para contrarrestar el estrés causado por tus horas laborables.


Un lugar limpio y claro

 Oficina limpia y clara

 

Trabajar en medio de un escritorio caótico hará que todo empeore. Quizás piensas que el desorden no te afecta en nada, pero sin que te des cuenta tu nivel de estrés mental aumenta indudablemente. No es lo mismo que tu espacio de trabajo esté totalmente ocupado por objetos inútiles a poder moverte con libertad y comodidad en un escritorio limpio mientras cumples con tus responsabilidades. Del mismo modo, debes tener la libertad de moverte con tu silla. Si al intentar apartar tu silla del escritorio te encuentras obstaculizado obviamente te sentirás incómodo y esta incomodidad aumentará el estrés. Organiza tu oficina y mantenla ordenada para que seas parte de un ambiente confortable.

 

Una vista estratégica

 

Seguro tienes un lema de vida que te inspira a salir adelante cada vez que te sientes estancado en tu trabajo. ¿Por qué no hacer que esta frase forme parte de tu panorama? En medio de un mal momento, alzar a ver tu frase podría ayudar mucho. De la misma manera, puedes construir una vista estratégica con fotografías o imágenes que al verlas generen sentimientos positivos en ti. Por ejemplo, pueden ser fotos de un lugar al que te fascine ir o uno con el que sueñes. Muchas personas usan también imágenes de flores, árboles o animales. Es importante que tu espacio de trabajo te ofrezca una vista diferente y entretenida para que puedas despejar tu mente y aliviar tensiones.

 

Naturaleza

 

Las plantas no sirven solo para decorar los diferentes ambientes. Se ha comprobado que también limpian el aire y disminuyen los niveles de presión arterial y estrés. Si aún no tienes una en tu oficina, nosotros te recomendamos los siguientes tipos de planta: Planta Araña, Melisa, Filodendro, Lirio de la Paz y Potus Dorado. Aunque hay miles de opciones, consideramos que estas son precisas para este ambiente ya que pueden sobrevivir y prosperar en entornos de oficina. Sin duda, deberás hacerte cargo de ella y asegurarte de que cuente con el agua suficiente; no tomes esto como una tarea más aparte de todas las que tu trabajo te proporciona sino más bien como un momento para descansar tu mente, ir por un café y cuidar de tu planta antes de volver a tus actividades.

 

Crea tu propia esfera de sonido

 

Hoy en día, la tendencia de oficinas abiertas que ha traído grandes ventajas a las empresas, ha creado consigo un nuevo entorno con todo tipo de sonidos: La conversación de nuestros compañeros en búsqueda de una solución al problema del momento, el ruido del teléfono y del teclado, el repiqueteo de la impresora etc. Este entorno puede provocar un aumento de estrés mental. Te recomendamos que adquieras algún artículo que te ofrezca una capa de ruido blanco. Por ejemplo, si eres de los que les agrada el sonido del agua corriendo río abajo puedes comparar una pequeña pila de agua, o un ventilador que además te mantenga fresco mientras trabajas en caso de ser necesario. El sonido del aire y el agua son relajantes y meditativos; puedes activarlos o desactivarlos según creas necesario a lo largo del día.

 

¡Refréscate!

 

La deshidratación trae consigo varios síntomas como el cansancio, el sueño, un fuerte dolor de cabeza o de barriga, entre otros. Es totalmente recomendable que lleves siempre contigo una botella de agua para que puedas estar tomando pequeños sorbos constantemente. Esto evitará ese malestar que generalmente empieza en horas de la tarde. Trabajar mientras te hidratas te harpa sentir mucho mejor durante el día y cuando salgas del trabajo.