Arma tu oficina ideal

 

Si tu trabajo es importante para ti, sin importar cuánto tiempo pases en la oficina, es necesario que este espacio sea un lugar adecuado a tu estilo, que te haga sentir cómodo y que te permita llevar a cabo todas las actividades cotidianas de la forma más fresca posible. Un espacio armonioso sumado a una buena organización hará que aumentes tu productividad y eficacia al momento de trabajar sin que ni siquiera te des cuenta y es que estos dos aspectos influyen psicológicamente en tu subconsciente. ¡Haz los cambios necesarios y verás que esto es cierto!  

  

Acierta los colores que rodean tu espacio

 

Seguramente has escuchado que los colores invocan diferentes sentimientos y sensaciones. Es importante que en tu oficina escojas colores que aporten al cumplimiento del trabajo que debes realizar.

 

El color azul, por ejemplo, es común en estas áreas ya que motiva la productividad. En caso de estar a cargo de tareas que generan un cierto nivel de estrés, la clave podría ser el verde o el gris; colores que promueven la relajación. El morado por su parte es un color apropiado para un trabajo creativo. El amarillo y el naranja son colores que generan un ambiente animado y alegre.

 

Puedes elegir las mejores combinaciones basándote en tus necesidades. Te recomendamos que no utilices el color que escojas para cubrir paredes enteras si no para implementarlos en muebles y accesorios. El equilibrio es muy importante ya que si exageras podrías provocar un efecto adverso al que estás buscando. 

 

Muebles ajustados a tus necesidades

 

Muebles ajustados a tus necesidades

Si bien es cierto existe un estereotipo de oficina, pero no es necesario que la nuestra sea exactamente igual a las demás. Hoy en día podemos encontrar varios tipos de muebles que pueden servir para nuestro espacio de trabajo según las necesidades que tengamos. Determina cuánto espacio necesitar para trabajar, si pasas sentado por horas o más bien te encuentras en movimiento constante, qué ambiente tienes a disposición ¿Es una habitación entera o parte de ella? Una vez que resuelvas estas preguntas escoge los muebles que se adecuen a tus necesidades y que cumplan funciones que faciliten o aporten a tu trabajo.

En cuanto escritorios puedes elegir desde los más simples hasta aquellos que te brinden una tecnología de cableado y estanterías que te permitan tener tu oficina perfectamente organizada. Con referencia a sillas o sillones es perfecto escoger una ergonómica si trabajas largas horas sentado; si la usas durante poco tiempo puedes darte el lujo de escoger una silla decorativa que le de estilo a tu oficina. En el caso de que tu trabajo involucre recibir visitas una sala de espera cómoda y adaptada a tu espacio es muy importante, así como las sillas para recibir a los invitados.

 

Decorar tu oficina es igual de importante que amoblarla

 

Decorar oficina

 

 

Creer que tu espacio de trabajo está listo una vez que ha sido amoblado es un error muy común. La decoración es aquello que complementa perfectamente a todo el esfuerzo que se ha hecho por obtener la oficina ideal que siempre deseamos. Asegúrate de utilizar adornos que acentúen el estilo de tu oficina y que te permitan mantenerte enfocado y organizado en tu oficina. Una gran idea puede ser escribir frases inspiradoras en las paredes o un lema de vida que te motive. Los libros o revistas que uses para tu trabajo también sirven como decoración. Añade un calendario grande en un especio apropiado; es bueno tenerlo para mejorar tu organización. Haz uso de todo el material decorativo que sea necesario y de igual manera busca un equilibrio, no queremos ocupar todo nuestro espacio con adornos.

 

No trabajes a oscuras

 

Muchos creen que la luz natural del día es suficiente para poder trabajar, sin embargo, no se dan cuenta que están afectando gravemente a su salud y que en el largo plazo sufrirán las consecuencias. Asegúrate de que tu oficina tenga una buena iluminación para que puedas trabajar en todos tus pendientes diarios. Si pasas horas en la computadora, escribiendo o leyendo instala lámparas además de la luz ambiental. Es recomendable utilizar la tecnología LED ya que esta garantiza mayor duración y emite una cantidad de luz óptima.

 

Mantente organizado

 

No permitas que una mala organización afecte negativamente todo es esfuerzo que hiciste por armar tu oficina ideal. Mantente organizado no solamente en las partes visibles de tu oficina sino también en tus cajones. Esto te ayudará a mantener un ambiente cómo y que te permita trabajar sin generar estrés. Tener todo desordenado es una forma de auto generarnos una sensación de desgano para seguir trabajando con productividad. Incluso si tu trabajo es netamente digital, tener una buena organización en tu ordenador te garantizará un trabajo más armónico y eficiente.