VIVE MÁS FELIZ

El ritmo de vida cotidiano y la rutina nos pueden llevar a aumentar el nivel de estrés de manera considerable. Esto en muchas ocasiones nos obliga a llevar una vida cansada y poco saludable. Si al despertarte cada mañana no te sientes bien para empezar tu día es importante que aprendas a relajarte. ATU te deja algunos consejos para que tus días de oficina sean mejores y más saludables:

1.       Empieza una dieta nueva y sana: Recuerda que el azúcar y la cafeína en exceso son tus enemigos ya que tanto el uno como el otro pueden causar altibajos emocionales y afectan la capacidad del cuerpo para regular su propia energía. En horarios laborales te recomendamos comer fruta fresca y pan o galletas integrales. Las proteínas también son muy importantes así que aprovecha tu almuerzo para comer carne de pollo o vaca y granos integrales.

2.       Agenda tiempos de relajación: Entendemos que la carga de trabajo puede ser excesiva en algunas ocasiones. Sin embargo, el agendar este tiempo es muy importante para ti y tu salud. Aprovecha unos minutos para realizar técnicas de respiración o caminatas en el exterior. Esto te ayudará a relajar y despejar tu mente.

 

3.       Un rincón tranquilo: Pueden llegar ciertos momentos en los que te sientas sin fuerzas para seguir adelante con tus actividades laborales debido a un mal momento. Busca un lugar tranquilo y solitario en el que puedas refugiarte por unos minutos y recupera la calma. Cierra tus ojos e imagina tu propio paraíso; inhala profundamente; cuenta hasta 5 y exhala lentamente.  Repite esta actividad hasta que sientas que ha pasado el malestar.